7 pasos para reducir el estrés

Los efectos del estrés en la salud son demasiados.

Desde desequilibrios internos (tanto emocionales como físicos) hasta factores de riesgo que desencadenan múltiples enfermedades, cansancio excesivo, desequilibrios metabólicos, depresión,  envejecimiento prematuro, ansiedad… y muchas otras cosas más.

Y ¿Qué es el estrés?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés como el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara el organismo para la acción.

El estrés puede provenir de causas físicas, psicológicas, ambientales, laborales, etc.

Algunos de estos factores son muy difíciles de controlar como el aspecto laboral o ambiental, que no dependen totalmente de nosotros.

Sin embargo es importante hacer conciencia del efecto del estrés diario en la salud y comenzar a hacer cambios en tu vida para reducirlo.



Algunos consejos para combatir y controlar el estrés son:

  1. Tomar la decisión de llevar una vida más saludable

    El primer paso es tomar la decisión de que la alimentación debe ser una prioridad en nuestro día a día.

    Puedes escribirlo en el refrigerador, en tu agenda, en tu calendario o en donde te ayude a no olvidar que la salud es una de las prioridades más importantes.



  2. Organizar tu refrigerador y cocina

    La organización es clave para el buen manejo de un plan alimenticio.

    Al hablar de organización me refiero a comprar todos los alimentos necesarios los domingos o antes de comenzar la jornada laboral o escolar.

    Puedes pre-preparar tus alimentos y dejarlos listos en tu refrigerador para poder cocinar de manera más rápida entre semana.

    Algo que ayuda mucho es tener lavadas, desinfectadas y picadas tus frutas y verduras para la preparación de ensaladas o licuados.



  3. Hacer ejercicio para combatir el estrés

    El ejercicio ayuda a combatir y reducir el estrés de manera notoria.

    Al hacer ejercicio liberamos endorfinas que nos ayudan a sentirnos mejor, también nos ayuda a aumentar nuestro sistema inmune y estar más fuertes antes factores de estrés ambientales. 

    Puedes hacer ejercicio durante 30 minutos al menos cuatro días a la semana para obtener estos beneficios.

    Encuentra una rutina de ejercicio que disfrutes y que se adapte a tu estilo de vida.



  4. Tomar conciencia en la respiración y tomar aire fresco  

Respirar profundamente ayuda notablemente a la reducción de tensión.  

A veces en jornadas largas de trabajo olvidamos tomar pausas para tranquilizarnos.  Por eso la recomendación es salir a tomar aire fresco y un poco de sol para obtener vitamina D algunas veces durante tu jornada laboral. 

También existen técnicas específicas para respirar de manera meditativa y consciente que pueden ayudar mucho a la reducción de estrés crónica.



  1. Consumir antioxidantes diariamente

    Los antioxidantes ayudan a disminuir los radicales libres y el estrés oxidativo del cuerpo. Ayudan a retardar la oxidación en las células y es muy sencillo comenzar a consumirlos diariamente.

    El cacao se encuentra en los alimentos con mayor cantidad de antioxidantes que existen, es por eso que lo recomendamos.  Ordena tu bolsa de cacao aquí, y empieza a disfrutar de sus múltiples beneficios hoy.

    Algunos otros ejemplos son el té verde, las moras azules, los arándanos, el brócoli, los pimientos de todos los colores; entre otros.



  2. Escuchar las señales del cuerpo:

    El cuerpo nos manda constantemente señales cuando está en estado de estrés; y es muy importante aprender a escucharlas.

    Algunas de estas señales pueden ser insomnio, sueño interrumpido, mala hidratación, irritabilidad, sentirnos cansados o caída de pelo excesiva.

    Al identificar estas señales físicas, es recomendable descansar, aplicar algunos de los consejos mencionados anteriormente y modificar nuestra rutina diaria temporalmente para atender las necesidades del cuerpo antes de que empeore.




  3. Encontrar técnicas antiestrés que te hagan sentir mejor

    Es muy importante encontrar una actividad, clase o hobbie que nos ayude a tranquilizarnos.

    Desde escribir, pintar, cantar, tocar un instrumento, cocinar, limpiar la casa, colorear, meditar; hasta clases de yoga, meditación, trabajo con energía o alguna actividad artística.

    Tener un momento en nuestra agenda para relajarnos y conectarnos con nosotros mismos ayuda a reducir los niveles de estrés y la tensión.

    Es importante calmar la mente para calmar el cuerpo. ¿Qué actividades disfrutas y te relajan?

Comencemos a aplicar nuevas técnicas para poder vivir en este mundo de estrés,  sin que nos domine ni enferme.


Al hacernos responsables de nosotros mismos tomamos de nuevo el control con respecto a las situaciones que nos ocurren diariamente y sentirnos mejor se vuelve mucho más sencillo. 


Feliz inicio de año.

 




2 comments

Javier

I like it

Javier

I like it

Leave a comment