De vegana a Comer Conscientemente

De intentar ser vegana, después pescatoriana, a alimentarme de manera consciente. Así es como describo mi camino de experiencia en el tema de mi alimentación. 

Todos los cuerpos son distintos y se adaptan mejor a diferentes alimentos y rutinas. Mi cuerpo resintió el cambio cuando me mude a Estados Unidos y esta es una experiencia que yo considero muy común. Si vives solo, no pones atención a lo que comes y con todos los alimentos altos en azúcar y grasas que están tan a la mano del consumidor, es probable que vayas a subir de peso. Por eso hay que crear consciencia de lo que consumimos. 

Yo intenté una dieta vegana, para ver cómo me sentía. La verdad es que pensé que JAMAS podría hacer eso. Pero lo intente un día y ese día se convirtió en tres meses. En tres meses el cuerpo puede cambiar mucho y empezar a pedir lo que necesita, aun así me di cuenta que ese no era el camino para mí.

Así que decidí intentar la Dieta Pescatoriana. Este es el término que se le da a las personas que solo comen alimentos de origen animal que provienen del mar (nada terrestre). Esta es una dieta que recomiendo a personas que quieren hacer un cambio “drástico” a su dieta, sin sentirse limitados, ya que es flexible y puedes crear algunas adaptaciones personales. 
Pero después de intentar varios tipos de dietas, sin duda la dieta qué más recomiendo, y a la que yo me cambie, le llamo dieta consciente.

En mi dieta consciente pongo mucha más atención a los alimentos que consumo. También busco (gracias a mi experiencia vegana) que los animales hayan tenido una vida decente y que los productos animales o vegetales sean sustentables. En general, ahora cuido mucho más lo que consumo.
Mi principal meta es consumir más alimentos reales que procesados. Si voy a comerme un postre, que sea uno que tenga en su mayoría productos naturales, como el dátil para endulzar o la avena como grano.

También trato de consumir superalimentos que complementen mi dieta.
Los superalimentos que más uso son: cacao, maca y cúrcuma. El cacao lo uso principalmente por la mañana para ayudarme a mantener mi energía durante el día.  La maca también la uso durante el día, y me ha ayudado con mi nivelación hormonal. La cúrcuma la uso más en la noche para ayudar a tranquilizar el cuerpo.

La combinación de una alimentación más consciente, ejercicio y superalimentos, me ha funcionado bastante bien, y me siento muy feliz con los resultados que veo en mi cuerpo. 

Estoy muy contenta con mi estilo de vida, y también estoy consciente que es un proceso en el que siempre se está aprendiendo más y el cuerpo se va adaptando a lo que mejor le venga bien en ese momento. ¡A seguir aprendiendo y conociéndonos!


Escrito por Ana Zayas @anizayas

Leave a comment