¿Qué es el ayuno intermitente?

¿Realmente funciona? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Y por qué lo vemos en todos lados hoy en día?

El ayuno intermitente ha sido sin lugar a dudas una de las tendencias más populares de este año para mantenimiento y reducción de peso.

Mucha gente ha intentado esta opción por su gran fama, buenos resultados y conveniencia; pero aún existen muchas dudas acerca del tema y acerca de cómo llevarlo a cabo. 

¿Qué es el ayuno intermitente? 

Se le llama ayuno cuando voluntariamente dejamos de comer, pero sabemos cuando podremos volver a hacerlo. Básicamente se trata de  reducir o limitar  tus ventanas de comida a un horario específico. 


Existen muchas variaciones del ayuno. Los ayunos pueden ser de 12, 16 o 18 horas. 
O pueden ser alternando días a la semana, algunas personas lo hacen dos o tres veces por semana. 

El ayuno se puede personalizar según los horarios y preferencias de cada quien y existen muchas variaciones. 

Un ejemplo de un horario de ayuno podría ser consumir los primeros alimentos a las 11 am y terminar la ventana a las 11 pm. Dejando un espacio sin comer de 12 horas.
Durante ese tiempo sin comer, puedes tomar agua natural, café negro e infusiones o té.

Existen muchas apps que pueden ayudarte a organizar tus ventanas de ayuno como Fastic, Zero y Myfast. Así también como grupos de Facebook y otros lugares donde puedes realizar el ayuno en grupo y resolver dudas frecuentes con más personas. 

Algo importante que hay que tomar en cuenta es que el ayuno no es una dieta, sino un horario de comida. Lo cual significa que no solo por seguir el ayuno no tendrás que preocuparte de los alimentos que ingieras—tienes que seguir alimentando el cuerpo de manera correcta.  


¿Cuáles son sus beneficios?

El ayuno intermitente tiene varios beneficios; el más evidente e importante es que al organizar los horarios de comida, podemos ingerir menos calorías; dejando descansar al cuerpo de alimentos para que así pueda regenerarse.

Algunos otros de los beneficios más importantes son:

  • Mejora el orden y organización a la hora de comer.
  • Reduce y controla los picos de insulina. 
  • Reduce y controla los niveles de colesterol.
  • Reduce y controla inflamación. 
  • Aumenta la energía durante el día. 

¿El ayuno es para todos?

No necesariamente. Si llevas una alimentación completa, con tiempos de comida organizados y balanceados; no tienes por qué intentar un ayuno intermitente estricto o tal vez ya sigues algún esquema parecido sin haberlo planeado. 

Algunos otros casos donde el ayuno intermitente no es necesario podrían ser:

  • Si tienes días muy largos, eres mamá o despiertas muy temprano.
  • Si eres menor de 21 años, ya que sigues en crecimiento. 
  • Si solo lo haces por bajar de peso o por moda.
  • Si disfrutas mucho comer varias veces al día o te gustan mucho los snacks o colaciones.
  • Si te da mucha hambre en las primeras horas del día. 
  • Si realizas ejercicio muy intenso temprano en las mañanas. 
  • Si te mareas o sientes nauseas constantemente. 

Por otro lado, existen algunos otros casos donde el ayuno podría ser muy recomendado; algunos otros ejemplos ideales serían:

  • Si llevas un estilo de vida muy rápido o viajas mucho y no puedes cocinar o hacer ejercicio. Así al menos puedes controlar tus horas de comida.
  • No te gusta comer varias veces al día (solo quieres comer 2 o 3 veces y simplificarte la vida).
  • Si no te da hambre por las mañanas o no te gusta desayunar. 
  • Si te gusta despertar tarde. 
  • Si sales de vacaciones o un viaje largo y no quieres cuidar tus calorías, pero sí controlar tu ingesta calórica. 

Concluyendo; el ayuno tiene muchas variaciones y puede adaptarse a diferentes estilos de vida, preferencias y horarios.

En la actualidad, con el ritmo de vida acelerado y las prisas del día a día, es muy fácil descuidar nuestros horarios de comida y de descanso. Es por eso que el ayuno puede ayudar enormemente a la organización de tu alimentación y a darle esquema a tu rutina personal. 

Si no quieres hacer ayuno completamente pero quieres obtener algunos de los beneficios de ayunar; te recomiendo al menos delimitar un horario para dejar de comer por las noches. Por ejemplo; puedes dejar de comer a las 10 u 11 de la noche.

Esto te ayudará a organizar mejor tu alimentación, evitar calorías extras por las noches y a dormir mejor, ya que no te dormirás con el estómago lleno. 

El ayuno intermitente puede ser una gran herramienta para comenzar a crear hábitos más saludables durante esta cuarentena y lograr poner un orden a nuestras rutinas diarias. 

Leave a comment